¡Me cambio de piso!

Es cierto, tengo el blog un poco abandonado, pero es que no me da tiempo a nada. Pero prometo “intentar” ponerme al día. 🙂

He empezado a ir a la biblioteca a estudiar marketing, y algo de alemán cuando el aburrimiento llega a puntos demasiado altos. Pero esto no es lo peor, ni lo mejor.

¡Me cambio de piso!

La verdad es que no pensaba hacerlo, estaba muy contento en mi habitación abuhardillada, y los que habéis venido a visitarme lo sabréis. Pero el otro día estuve en la WG de Lars, y me dijo que dejaba el piso que si me interesaba quedármelo, y cambiarme.

Fue todo muy repentino. No lo tenia en mente, y me costo un poco decidirme, más que nada por alguna de la gente del piso (que no por toda). Pero pensando en que viene el verano y no quiero convertirme en un pollo asado cuando empiece a dar el sol de verdad, y poder dormir los sábados y domingos un poco más (la maldita iglesia que tengo al lado me despierta, y la  luz que entra por las ventanas no me deja volverme a dormir), he decidido cambiarme.

¿Ventajas del nuevo piso? Esta mucho más central, se puede ir andando a cualquier sitio, me pilla mucho mejor para ir al trabajo (en bici a partir del 2 de mayo), y es un poco más barato. Además tiene un jardincito, donde se pueden hacer barbacoas. (Y)

En cuanto a las desventajas, la única que realmente me importa es que es un poco más pequeña, y cuando vengáis a visitarme vamos a tener menos sitio. ¡¡¡Pero no pasa nada!!! ¡Deseando estoy de que vengáis a verme!

Ahora empieza la Semana Santa, y todo el mundo se vuelve a sus casas menos yo. Pinta un fin de semana tranquilito, puede que algunas fotos, editar unas pocas más de las de Londres, y sobre todo irme a la biblioteca del KIT a estudiar, todos los días.

Imagen │ KIT-Bibliothek

Share

2 Comments

Leave a Comment.