Límites de velocidad y cómo se conduce en las Autobahn alemanas

Conducir por las carreteras alemanas no es siempre sencillo, tiene sus reglas especiales. En algunas zonas hay límite de velocidad, pero en muchas otras no y ahí está la parte complicada.

Si la autopista tiene tres carriles, entonces conducir por ella es relativamente sencilla, y se siguen el “esquema” de la foto. Es decir, un carril para camiones y coches viejos, un carril siguiente para coches normales, con velocidades entre 120 y 160 km/h y un tercer carril para los que quieran correr… sin límite de velocidad. Si te metes en este tercer carril tienes que mirar el retrovisor a menudo, porque es posible que alguno te vaya a “comer el culo”.

El problema gordo viene cuando la autopista es de dos carriles. En este caso tenemos en el carril derecho a los camiones que, pongamos, circulan a 100 km/h y por el carril izquierdo a los coches, muchos de los cuales van a velocidades por encima de los 160 km/h. Por tanto, no existe termino medio, y si quieres adelantar a algún camión tienes que acelerar hasta los 160 o prácticamente no podrás cambiarte de carril.

Lo dicho, conducir en Alemania no es nada sencillo, y se necesita practica y experiencia.

Imagen | @Elzo_

Share

Leave a Comment.