La historia de la tele, el desenlace

Ya os conté un poco por encima la experiencia de intentar poner televisión en mi habitación, y creo que es justo que os cuente que terminó por pasar.

Lo dejamos diciendo que había pedido por eBay un descodificador, uno vía satélite. No tardó más que tres días en llegar, y una tarde me puse a instalarlo. Me decía que seleccionase el satélite, así que estuve probando con unos pocos a ver si con alguno había suerte, pero nada.

Me volví a leer el anuncio de eBay a ver si ponía algo especial, y sí, sí lo ponía. Solo funcionaba con el satélite HotBird. Vale, selecciono ese satélite… y nada, no da señal. Me pongo a buscar cosillas por internet, para entender como va la televisión por satélite, y efectivamente, hay que tener orientada la antena al satélite que te quieres conectar. Y casualmente, nuestra antena está orientada al satélite Astra. Perfecto, 20 euros a la basura.

Conclusión, amo la TDT española. Un solo sistema de televisión no es tan complicado tener, ¿o pido demasiado? Paso de la televisión, me he comprado por 10 euros una radio. Ale.

Share

Leave a Comment.