El viaje (ahora sí)

Frankfurt 704A

Esta mañana me ha llamado Lan Chile, para decirme que estuviese a las 11,30 en el aeropuerto que saldría un vuelo chárter con destino a Frankfurt a la 1. He llegado al aeropuerto y me he encontrado con una cola impresionante, ya que nos hemos juntado los del vuelo de ayer, el cancelado, y los del vuelo de hoy. Y al principio solo había una persona facturando. Luego se han ido metiendo más, pero se han liado con las colas para niños que luego han cambiado a colas de vuelo… total, que he terminado de facturar a la una, pero sin problemas, porque el embarque empezaba a la 1,30 (ya con una hora de retraso sobre la primera información.

Corriendo he ido a embarcar, pero al llegar me he encontrado con que el avión no estaba. Nos informan que viendo Oporto, y que no sabían cuando llegaría. Retraso tras retraso, al final hemos embarcado cerca de las 3.

Pero eso no ha sido lo peor, lo peor ha llegado cuando nos hemos tirado 1 hora esperando a que el avión despegase porque han estado metiendo gente del vuelo de hoy, que también iba con retraso.

Nuestro avión

Bueno, después de esta aventura, hablando con gente que se iba de interrail o a ver a amigos, al final hemos llegado a Frankfurt. Hemos pasado el control de pasaportes (cosa completamente absurda ya que volábamos desde España) y al fin hemos salido. Hemos seguido las indicaciones del tren de larga distancia, y hemos llegado a la estación de tren. ¡Bien! 😀

Bahnhöfe (Train Stations)

Después me he juntado con unos españoles que también venían a Karlsruhe, a ver a su hijo mayor que está aquí de Erasmus. Hemos comprado los billetes en ingles sin problemas (no en las máquinas), y nos han costado 39 euros por cabeza. Encima se me ha roto la maleta, 🙁 , y no podía tirar de ella…

Billete de tren Frankfurt Karlsruhe

Una hora después llegaba a Karlsruhe donde me estaba esperando un compañero del sitio donde voy a ir a trabajar, Ben, y me ha llevado a casa de Raquel, que ahora está en España. Sip, estoy en una habitación de chica.

Hemos dejado las maletas, y nos hemos ido a cenar a un Biergarten (B) , donde he dejado que Ben y otra compañera alemana eligiesen lo que iba a comer, porque tenía un hambre… que no os imagináis. No tengo fotos, lo siento, se me olvidó la cámara 🙁 Intentaré que no vuelva a pasar.

Así que eso es todo por hoy, ¡mañana cogeré la bicicleta de Raquel e iré a ver todo!

Share

1 Comments

Leave a Comment.