Bremen y la mudanza de Santiago

El elefante

Llevo bastante retraso en contar mis andanzas por tierras germanas, pero a ver si consigo ponerme al día antes de que empecéis a venir todos y tenga mil fotos y mil cosas más que procesar y enseñar al resto.

Santiago lleva solo mes y medio en Karlsruhe, y tenía todas sus cosas repartidas por Bielefeld y Bremen. Así que me dijo que iba a alquilar una camioneta, y se iba a ir hacia el norte, y que si queríamos ir. Yo le dije sin duda que le acompañaba, una oportunidad única para ir por las carreteras alemanas, ¡¡¡y poder disfrutar de mi señal favorita!!!

Así que el viernes por la tarde, a eso de las 18:30 salimos dirección Bielefeld. Primero dimos mil vueltas por el norte de Karlsruhe, intentando hacer un recado para una amiga de Santiago. (O)

Cuando ya lo teníamos, salimos a la autopista, y a hacer kilómetros. Empezó conduciendo él, y pasado Frankfurt paramos y cambiamos, para que él cenase y llamase por teléfono. Estando el hablando, el GPS me dice que me salga de la autopista, y yo lo hago. No sabía el motivo… pero lo hago. Santiago se asusta, me dice que que hago, pero le señalo el Navi y sigue hablando.

En esto que empezamos a ir por carreteras estrechitas, negras del todo… ¡¡¡con ese camión!!! Con las largas dadas casi todo el rato, solos en mitad del bosque por unas carreteras enanas. ¡¡¡Hasta se nos cruzó un zorro!!! Desde luego, ese no era el camino más rápido, pero es que aquí el “Ilustre” se había confundido y le había dicho el camino más corto en vez del más rápido. (I)

Ya lo ponemos bien, y salimos de nuevo a la autobahn y ya hasta Bielefeld. Pero justo cuando estamos llegando, en una carretera de circunvalación, de repente y sin previo aviso nos pegan un flashazo naranja. Íbamos demasiado rápido, ¡multa! ¡Estamos esperando a ver que pasa! (N)

Justo ese día era el cumpleaños de una amiga suya, así que pasamos a recoger a una chica y nos fuimos a la fiesta de cumpleaños. Estuvimos una media hora nada más, y nos fuimos a casa de unos amigos a dormir.

Y a la mañana siguiente salimos hacía Hannover, a recoger a otro amigo de Santiago que nos iba a ayudar y quería pasar el sábado en Bremen.

Conductor ¿Por dónde?

Poco después, como una hora, llegábamos a Bremen, y el amigo de Santiago que nos iba a acoger. La casa es una azotea, algo parecido a mi casa aquí, pero con una diferencia importante, en el piso de arriba no tienen habitaciones, tienen una terraza. Espectaculares vistas. (L)

Bremen

El amigo de Santiago nos tenía preparado sopa de calabaza y este pan de nueces. ¡¡¡Que bueno que estaba todo!!!

Pan de nueces

Después de comer, decidimos cargar la furgoneta antes de que se pusiese a llover. Salimos todos y… ¡sorpresa! El amigo de Santiago se había dejado las llaves dentro. Así que nada, bajamos al sótano donde estaban todas las cosas, y las metemos en el camión. Teníamos que esperar a la novia del chico este, que era la que tenía la otra copia de las llaves, así que nos metimos en un bar cercano donde estaban poniendo fútbol en pantalla gigante. (B)

Esperando esperando se nos hizo de noche y empezó a llover de lo lindo, pero cuando llegó la chica Santiago y yo cogimos las chaquetas y la cámara de fotos, y nos fuimos hacia el centro, y de ahí son todas las fotos que os muestro a continuación. (P)

Bremen

Bremen

¡¡¡Los famosos Bremen Stadtmusikanten!!! O puede que los conozcáis por los Trotamúsicos de Bremen, aunque no se de donde ha salido ese nombre, a mi me gusta más Bremen Stadtmusikanten. 😉

¿Qué quienes son esos? No preguntéis, y si queréis una explicación, unos de los 10000000000 amigos que tiene Santiago… solo hay que mirar la agenda de su móvil… (*)

Trotamúsicos de Bremen / Bremen Stadtmusikanten

Bremen Rathaus

Bremen

Bremen

La siguiente foto me gusta bastante, ¿a vosotros?

Bremen

Bremen

Bremen

Bremen

Bremen

Como podéis ver, estaba lloviendo, y de que manera. Y yo con la cámara metida en la funda que me hizo mi tío. ¡Que bien me ha venido! Pues eso, que entre el agua y el frío (eso no lo sabéis, pero os lo digo yo 😉 ) había que meterse en algún sitio a recuperar fuerzas. Así que entramos en este sitio, donde dan una cosa llamada Sluk ut de Lamp o “el resplandor de la lámpara”, del que cuenta la leyenda que es una receta de un médico sueco, que vivió más de 100 años, y que todos sus descendientes guardaron celosamente la receta y todos llegaron a vivir más de la centena de años. Ahora la venden en este local, y todo aquel que lo beba asiduamente con objetivo de alargar su vida, se curará de todos los males.

Bremen Bremen

Bremen

Yo no se si me curé o no, pero lo que si os puedo asegurar es que entré en calor en 10 segundos, y lo tuve cosa de dos horas. BUFFF

Bremen

Bremen

Después de entrar en calor, seguimos paseando por el barrio antiguo, y nos acercamos al río. Es todo precioso, y como estaba lloviendo no había mucha gente por la calle. ¡La siguiente creo que es la calle más estrechita que he visto!

Bremen

Las dos fotos siguientes son de una tienda que está abierta todo el año. Es una tienda de Nevidad, pero… a mi me dio un poco de miedo…

Bremen Bremen

Volvimos a pasar por el centro de la ciudad para hacerle una fotillo al también famoso Roldan, que se me había pasado (será porque es pequeño…) y seguimos caminando hacia la estación de trenes.

Bremen

Bremen

Bremen

Tuvimos suerte, ya que justo ese finde era fiesta allí, aunque estaba todo lleno de gente. Estuvimos un rato por allí, y nos volvimos a juntar con los amigos de Santiago, pero nos fuimos pronto para casa porque al día siguiente teníamos que volvernos.

Bremen

Así que pronto por la mañana nos levantamos, pasamos por Hannover para dejar en su casa al amigo de Santiago que habíamos recogido en la ida, y volvimos a Bielefeld, donde Santiago tenía un partido de fútbol.

Después del partido, pasamos a recoger su bici y la tele, y pa’ casa, no sin antes parar en Frankfurt a recoger a otro amigo de Santiago.

Total, más de 1400 km en un fin de semana. (H)

Share

6 Comments

  1. un dos tres cuatro somos cuatro, cuatro tipos locos los cuatro… y a Bremen vamos con esta canción!! 🙂 qué guay no había visto esta entrada! yo soy koki el gallo, yo soy lupo el perro, yo burlón el gato y yo tonto el burro! jajajjaja! un besote alberto!

    [Responder]

  2. Me apunto Bremen como uno de mis próximos destinos… qué bonito parece!!
    No sé cómo lo haces, pero siempre pillas fiestas allá donde vas!!

    [Responder]

    Albertma contestó el 16-11-2010, a las 23:39 pm

    Merece la pena. Yo me quedé con ganas de más. Seguro que vuelvo. 😉

    Lo de las fiestas… yo tampoco lo entiendo. Una opción es que ellos hagan fiestas porque yo voy, aunque no lo creo… jejejeje

    [Responder]

Leave a Comment.